Open/Close Menu Auto Servicios

Tomando en cuenta la importancia de tener los neumáticos en buen estado, ya que son el único punto de contacto del vehículo con la carretera, se debe tener siempre presente cuidados básicos para estos elementos. De ahí la importancia de revisarlos frecuentemente, para asegurar su calidad y prestaciones, así como para garantizar tu seguridad y la de tu familia.

Tu seguridad al manejar depende en gran medida de una superficie del tamaño de la palma de tu mano y es por esto que es primordial prestarles atención a estos consejos:

Niveles de presión: Una correcta presión de los neumáticos ayuda a prevenir el desgaste prematuro de los mismos, mejora la seguridad, permite que duren más y ayuda a preservar el medio ambiente. Revisarla es una tarea fácil que debe hacerse al menos una vez al mes y siempre antes de un viaje largo. ¡Y no se debe dejar de revisar la rueda de repuesto!

¿Y cuál es la presión recomendada? Se recomienda seguir siempre las recomendaciones del fabricante en cuanto a carga, presión, velocidad y demás. La cantidad de aire correcta para tus ruedas puedes encontrarla en los laterales de las puertas delanteras, en la tapa del depósito de combustible o en la guantera, además del manual del vehículo. Para comprobar la presión de tus neumáticos, te aconsejamos acudir a un centro especialista donde los manómetros están calibrados adecuadamente.

Desgaste: La profundidad del dibujo del neumático es muy importante para la seguridad, sobre todo en países como el nuestro dónde llueve muchos meses al año y las carreteras permanecen mojados mucho tiempo. Con una profundidad de dibujo por debajo del límite legal (o “llantas lisas”) las ruedas evacuan menos agua de la que deberían, con peligro de producirse efecto hidro planeo, éste se produce cuando el neumático no toca el suelo y sólo tiene contacto con el agua, haciéndonos perder el control del vehículo.

Alineación: Un golpe contra un bordillo o caer en un bache o hueco, puede afectar a la correcta alineación de los neumáticos y ésta a su vez, al comportamiento de tu coche. Por ello, es conveniente llevar a cabo revisiones periódicas en tu taller para garantizar tu seguridad, además de mejorar la conducción, proteger los neumáticos y consumir menos carburante.

La alineación de las ruedas, consiste en poner en paralelo los ejes entre si y las ruedas de cada eje. Además de ajustar los diferentes ángulos de las ruedas siguiendo los valores establecidos por el fabricante del coche.

Para detectar fácilmente si existe un problema de alineación, debes pasar la mano por la banda de rodadura desde la parte exterior hacia el interior y al revés. Si notas ciertas irregularidades del interior hacia el exterior estamos ante un problema de convergencia o cierre y si es al contrario de divergencia o abertura.

CategoryMecánica

© 2019 Marconela por Kuak!

logo-footer

    

Contáctanos por WhatsApp